Aquí a la derecha encontrarás orientaciones para preparar los exámenes de Selectividad de Física y de Química:

Física y Química en el 1er curso del grado universitario
CARRERAS UNIVERSITARIAS FÍSICA Y QUÍMICA
Documento Adobe Acrobat 102.1 KB

Consejos para realizar las Pruebas de Acceso a la Universidad - Selectividad

Como es sabido, son días de nervios en los que los estudiantes deben plasmar en unos exámenes lo que han aprendido durante el Bachillerato. Por ello, es conveniente tener en cuenta algunos aspectos que pueden ser de ayuda para realizar estas pruebas de forma satisfactoria:
  1. Descanso: es primordial descansar los días previos a los exámenes, nada de permanecer estudiando hasta altas horas de la madrugada ya que puede tener el efecto contrario al deseado. Si no se descansa bien, el rendimiento será con casi total seguridad inferior. Además, se corre el riesgo de sufrir somnolencia.
  2. Buen desayuno: estas pruebas requieren un esfuerzo mental considerable y para ello el cerebro tiene que recibir energía. Si no se ha desayunado, la última vez que se ingirió algún alimento fue en la cena del día anterior, es decir, unas 12 horas antes del momento del examen. Es demasiado tiempo. Y por supuesto, hay que beber agua para estar hidratado. Son días de calor y el agua es más necesaria que nunca.
  3. No abusar del café y otros productos que contengan cafeína: si bien es cierto que la cafeína ayuda a mantener la vigilia, también puede aumentar el nerviosismo. Es un estimulante del sistema nervioso y provoca un aumento de las pulsaciones.
  4. Puntualidad: cuanto antes se salga hacia el lugar del examen, mejor. Si se presenta algún problema durante el trayecto y se ha salido con tiempo suficiente, dará tiempo a solventarlo y llegar a tiempo.
  5. Nada de repasar antes de entrar al examen: es una práctica muy habitual, pero produce un nerviosismo innecesario. Todo lo que se tenía que estudiar ya se ha estudiado durante el curso. Además, ese último repaso puede llevar a confundir ideas que estaban claras. Es mejor desconectar y hablar de cualquier otra cosa menos de la materia del examen.
  6. Material para el examen: es recomendable llevar al menos dos bolígrafos de color azul o negro, calculadora científica no programable para los exámenes de Física y Química, regla, escuadra y cartabón. En el examen de Física puede ser necesario realizar un trazado de rayos en los problemas de Óptica, por lo que sería conveniente llevar algunos bolígrafos de colores (nunca rojo), pero es conveniente consultar si se pueden usar antes de realizar el ejercicio. Respecto al tipo de bolígrafos, deben ser cómodos y permitir una escritura rápida. En estos días se realizan muchos exámenes seguidos y contrarreloj, por lo que es fundamental tener este aspecto en cuenta. Y por supuesto, aunque no es un material para el examen, es obligatorio llevar el DNI.
  7. Comienza el examen: una vez que se entrega el examen, hay que dedicarle un tiempo suficiente a la lectura de las dos opciones. Nada de hacer la opción A sin haber leído la B. Hay tiempo suficiente para hacer el examen y no pasa nada por dedicar unos minutos a una lectura tranquila de los enunciados de forma que se pueda tener una idea del planteamiento de las preguntas. Por supuesto, una vez comenzada la realización de la opción elegida, no cambiar de opción. Es otro motivo de aumento del nerviosismo. Si cuando ya se ha realizado una parte del examen se decide cambiar de opción, el tiempo restante puede no ser suficiente para hacer todas las preguntas propuestas y, al final, el resultado obtenido será inferior que si se hubiese continuado la primera opción elegida.
  8. Desarrollo del examen y control del tiempo: aunque esto lo decimos los profesores en una infinidad de ocasiones, vuelvo a insistir. Se debe comenzar por la pregunta más sencilla para cada uno y seguir en ese orden con las siguientes. Eso hace que se aseguren ejercicios terminados en el menor tiempo posible. Así quedará tiempo suficiente para aquellas preguntas que lo requieran. Eso sí, hay que controlar el tiempo. Si un problema presenta más dificultad de la prevista y no se logra solucionarlo es mejor dejarlo para el final y pasar a otro.
Durante todo el curso he ido comentando estos consejos a mis alumnos, pero ahora más que nunca hay que tenerlos presentes. ¡Mucha suerte a todos!